Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 3 mayo 2012

 

Sé que el título de la entrada podría dar a equívocos y que la gente (los cuatro gatos que se pasan por aquí para comprobar que mi caída en la oligofrenia no tiene fin) podría pensar que es un post sobre el proyecto maldito de David Lynch llamado así, un proyecto sobre un teenager híbrido humano-aparato electrónico que se enchufa a la corriente para cantar con su grupo de rock ‘n’roll y se ve envuelto en una trama detectivesca (pueden leer el guión aquí) que es algo así como el Gangs of New York de Scorsese o el Napoleón de Kubrick, lleva décadas intentando realizarlo pero no se sabe si finalmente se hará.

Pero no, el post trata sobre el ilustre Ronnie O’Sullivan, el cohete, el Mozart del snooker. Nacido en diciembre de 1976 en Essex (Inglaterra), de madre siciliana y padre de origen irlandés, The Rocket es el jugador con más talento natural que ha dado la historia del snooker. Su lista de récords casi no tiene fin: ganó sus primeros 38 partidos como profesional a los 16 años; se convirtió en el jugador más joven en ganar un torneo del ranking, nada menos que el UK Championship (junto en con Campeonato Mundial, el torneo más prestigioso del circuito), con tan sólo 17 años; ostenta el record del break máximo más rápido de toda la historia (5 minutos y 20 segundos, video aquí abajo); es, junto al reciéntemente retirado Stephen Hendry, el jugador que más breaks máximos ha conseguido con 11; y es, tras el legendario Hendry, el que más centenas ha logrado (666, the nuuuuumber of the beeeeeast).

 

 

Pero lo que hace de O’Sullivan alguien único e irrepetble no son tanto sus récords o títulos (por otra parte impresionantes, 3 veces campeón del mundo, 4 UK Championships, 4 Masters, 10 Premier League y un interminable etcétera) sino su extremadamente agresivo y veloz estilo de juego que le ha valido el apodo de The Rocket, sin parangón en el mundo del snooker moderno. Otra cosa que llama la atención nada más verle es su casi total indiferencia en utilizar ambas manos, a pesar de ser diestro utiliza en casi todos los frames su mano izquierda para facilitar determinados ángulos sin perjuicio de su juego. Tras ser acusado de ser irrespetuoso por decirle a otro jugador que él era mejor con su zurda que él con su mano buena fue condenado a jugar tres frames oficiales sólo con su izquierda contra el subcampeón del mundo Rex Williams. Ronnie ganó los tres.

 

Ronnie con otro Ronnie, a los dos les gusta la marcha

Ronnie & Ronnie, lo que el pub ha unido que no lo separe el hombre

 

Sin lugar a dudas, es el jugador con más talento, el más carismático y el más divertido de ver por los aficionados, pero si algo se le puede achacar son sus lagunas de concentración y/o motivación y sus malas rachas que han hecho su palmarés no sea aún mayor. Ronnie, cuyo padre cumple cadena perpetua por asesinato, sufre de depresión clínica y ha tenido varios episodios de problemas con las drogas (de hecho afirma que a su actual esposa y la madre de dos de sus tres hijos la conoció en Narcóticos Anónimos), hechos que han visto que su juego en determinadas épocas se viera resentido e incluso fuera protagonista de espectáculos delirantes: yo no olvidaré en mi vida la vez que viéndole en directo fue sancionado porque, ante unos atónitos comentaristas y público, metió la mano en la mesa y tiró una bola porque “no quería jugar tan lejos” (era un campeonato en China) o la vez que se pasó un partido entero sentado con una toalla tapándole la cabeza. En fin, es Ronnie.

 

 

Read Full Post »